Kakan, lengua de los Diaguitas

Dibujo

Lectores, les presentamos este trabajo realizado en Buenos Aires en 1979, escrito por Ricardo L. J Nardi, antropólogo, donde se presenta una muestra del estudio realizado en Argentina, del Kakan como lengua originaria de los Diaguitas.  Dejamos la presentación del texto.

Presentación:

Este artículo es una síntesis de nuestros conocimientos de la lengua indígena más importante de nuestro Noroeste. Es el fruto de muchas horas de lectura de fuentes, de anotaciones de campo y de gabinete con intermitencias al tema a lo largo de más de veinte años.
Siempre hemos conservado la ilusión de poder leer alguna vez los inhallables
manuscritos del Padre Alonso de Barzana, pero creemos que ha llegado el momento – antes de traspasar la madurez de nuestra vida – de intentar un balance provisorio de nuestros magros logros y, quizás, despertar el interés de algún investigador más afortunado que nosotros.
Creemos que la vida se desarrolla por ciclos. Nuestro interés por la Antropología comenzó, por razones familiares, con el estudio de las lenguas indígenas; luego nos formamos académicamente en el campo de la Antropología Cultural. Al trasponer nuestro cénit cronológico deseamos cerrar el ciclo volviendo con cariño al enigma de la lengua de los Diaguitas, hombres que nacieron, amaron, sufrieron, lucharon y murieron en nuestro Noroeste o extrañados del terruño al que se sentían ligados.
Somos plenamente conscientes de las limitaciones de este estudio. El material lingüístico de que se dispone no puede tomarse ni siquiera como una muestra de la lengua real. Se puede trabajar con material cuyo significado se desconoce para determinar la fonología y la morfología siempre que se posea un corpus donde hallen documentados todos los casilleros de la lengua. Con el kakán ello no ocurre; ni siquiera las transcripciones merecen un apreciable grado de confianza. A pesar de ello, creemos justificado intentar arrojar una mínima luz sobre la oscuridad que lo rodea.
Sólo es posible hacer algunas observaciones más o menos fundamentales sobre su repertorio de fonemas apoyándose en las variantes gráficas de topónimos y
antropónimos, y en las voces regionales. No intentamos una reconstrucción fonética ni fonémica. Las sencillas grafías que nos llegaron deben hallarse muy lejos de la representación de los sonidos reales, a juzgar por los juicios de los cronistas acerca de la pronunciación del kakán. Con cimientos tan endebles es imposible construir una estructura firme.

Si te pareció interesante, puedes descargar el texto completo acá:

pdf_descarga

kakan_lengua_de_los_diaguitas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: