Manual sobre el consentimiento libre, previo e informado.

 

El manual que presentaremos a continuación fue preparado  por:

  • Alianza Internacional de los Pueblos Indígenas y Tribales de los  Bosques Tropicales (AIPITBT)
  • Fundación de los Pueblos Indígenas para la Educación y el  Medioambiente (IPF)

Con el apoyo de MISEREOR

 

¿Qué es el CLPI?

Consentimiento libre, previo e informado es la práctica de dar o negar un permiso. Es el derecho  de elegir o tomar decisiones. Es un derecho de todos los pueblos. El CLPI proviene del reconocimiento de los derechos plenos a la propiedad de un grupo sobre una determinada área/recurso. Es parte integrante del derecho a la libre determinación. Como pueblos indígenas, tenemos el derecho a la libre determinación.
El CLPI, aunque no llamado exactamente así, ha sido practicado por sociedades desde muy antiguo. Los miembros de una comunidad saben que no pueden irrumpir en la casa de otros  miembros sin que hayan sido invitados a pasar. Tampoco puede uno entrar en el jardín de una  persona y llevarse lo que uno quiere sin pedir autorización al propietario reconocido. Todas las  sociedades, indígenas o no indígenas, reconocen y practican esta norma de convivencia como  una regla fundamental para garantizar la armonía en las relaciones. Se han establecido normas 5 complejas que continúan aplicándose hoy en día para asegurar que se cumple este principio básico.

El proceso de dar permiso, aunque sea diferente entre las culturas, es esencialmente un proceso de toma de decisiones. Las distintas sociedades tienen sus propios mecanismos para llegar a esta opinión decisoria, y sus propios modos de aplicarla. El CLPI es básicamente la forma en la que las personas alcanzan una resolución sobre las cuestiones que afectan a su comunidad. Dicho procedimiento varia de una comunidad a otra y la participación en el proceso depende de la  gravedad que el impacto tenga en toda la comunidad. El lugar y el plazo en los que se toman las decisiones también pueden variar. Lo que es común es la base de este proceso: el reconocimiento de los derechos de propiedad. Obviamente, una persona no pide permiso si no reconoce al otro como propietario de un recurso o como la persona que tiene el derecho de conceder tal permiso.
En nuestras sociedades indígenas, la toma de decisiones tradicional es a menudo en forma de consenso, en el cual los miembros de la comunidad participan de varias maneras, tanto formal como informal, para alcanzar una decisión que será luego ejecutada por la comunidad. Nuestras formas tradicionales de gobernanza han instaurado procedimientos que tratan de buscar e incorporar diferentes puntos de vista en la decisión de toda la comunidad. Las opiniones de los diferentes grupos de la comunidad son solicitadas de distintos modos y no siempre de una  manera formalizada.
El CLPI no es, por lo tanto, ni un derecho reciente ni un concepto nuevo. Ha sido practicado y continua siendo aplicado de varias formas.
Sin embargo, debido a nuestra larga historia y persistencia en la lucha por el reconocimiento de nuestros derechos, hemos institucionalizado el derecho al CLPI entre nuestros distintivos derechos como colectividades. Nuestra historia como pueblos indígenas es una historia de desplazamiento y despojo, donde los forasteros han venido y extraído los recursos encontrados en nuestras tierras sin el permiso de nuestros pueblos. Muchas de las luchas emprendidas por los pueblos indígenas para defender nuestras tierras y culturas fueron una respuesta al incumplimiento de otros hacia esta norma básica de la sociedad civilizada de primero solicitar permiso.
Para justificar sus acciones, los explotadores inventaron el mito de que los pueblos indígenas no tienen derechos sobre estos recursos, o bien porque no existimos o bien porque nunca hemos sido propietarios de los mismos. A continuación se aprobaron y aplicaron leyes para apoyar esta idea y justificar la explotación continua de nuestros recursos.
El saqueo de los recursos indígenas por parte de entidades estatales y no estatales, bajo la apariencia de desarrollo, propició la creación de un movimiento internacional indígena. Durante  muchos años, nosotros, los pueblos indígenas, lanzamos varias iniciativas en el ámbito de la  comunidad para defender nuestras tierras y recursos. Sin embargo, a medida que aumentaron las  amenazas, los pueblos indígenas nos unimos internacionalmente para lograr una ley o norma común que reconozca nuestros derechos como pueblos distintos. Este movimiento buscaba el reconocimiento de los derechos básicos de los pueblos indígenas, incluido el derecho al consentimiento libre, previo e informado.

CLPI por alianza intern de pueblos

Trabajo enviado por AESPO. Al igual que ellos puedes enviar textos, libros o fotografías al email: ajayularevista@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: